Una pequeña guía para la creación de marcas.


Una empresa de nueva creación presenta muchos desafíos y sus fundadores se centran básicamente en el diseño de productos y servicios y su lanzamiento para empezar a ganar dinero. Sin embargo, hay muchos factores clave de éxito en estos procesos y uno de ellos el la construcción de marca.

¿Por qué? Porque puedes tener el mejor producto o servicio del mundo pero si este no está apoyado por una promesa clara, llena de valor y comunicarla adecuadamente será difícil tener éxito.

Por lo tanto y de una forma breve, daremos unos consejos para crear un workshop de construcción de marca para este tipo de situaciones y establecer los conceptos clave para definir una marca sólida.

Primero de todo se debe definir tu mercado, a quién vas dirigido.  Para conocerlo y diseñar contenidos que les atraigan, los “marquetinianos” definimos las variables demográficas, geográficas y psicográficas (estilo de vida, personalidad, etc.) de los diferentes tipos de consumidores del mercado para establecer segmentos: grupos homogéneos de consumidores que tienen características y necesidades  comunes. Una vez identificados, las compañías seleccionan aquellos más interesantes desde el punto de vista de la rentabilidad.

En segundo lugar, se debe definir el por qué comprarían los segmentos seleccionados. Es decir, qué les conduce a escoger un producto dentro del mercado y no otro. Sabiendo esto, podremos hacer la marca relevante para el consumidor mediante su alineación con las motivaciones, preferencias y actitudes, conceptos clave en el proceso de creación de una marca. Por ejemplo fue la campaña “Think Small’”de Wolkswagen, para introducir Beetle original, en el mercado americano. El insight es que se reconoció que había ya un segmento de la población, que no se identificaba con el canon de cuanto más grande un coche mejor.

En tercer lugar, debéis plasmar qué es lo que hace único a vuestra marca. Es decir, qué os diferencia de la competencia y qué representa de una forma creíble para guiar la decisión de compra a aquellas personas a quiénes os dirigís.

Por último, establecer cómo queréis que compita vuestra marca en el mercado. Esto es asociarla con actitudes, valores y formas de actuar para generar lealtad, identificación y lazos emocionales con los consumidores. Por ejemplo, Apple vs Microsoft,.. una imagen vale más que mil palabras….

fuente: republicadelbranding
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s